Mi compromiso es tu aprendizaje: ¡Aprendo Conectado!

Home / Noticias / Mi compromiso es tu aprendizaje: ¡Aprendo Conectado!

Es una iniciativa de las Fundaciones Educacionales del Arzobispado de la Santísima Concepción, para sus diez colegios en la región del Biobío. Busca desarrollar una forma de estudio y trabajo online, a través de la Plataforma Classroom, de Google.

La suspensión de clases presenciales debido a la contingencia por la propagación del Covid-19, planteó el desafío de continuar con el proceso de enseñanza aprendizaje en un contexto distinto. La sala de clases se trasladó al hogar, donde poco a poco se ha impulsado el trabajo en línea.

Según explica Hipólito Rocha Espinoza, Jefe del Área Académica de los Colegios del Arzobispado de la Santísima Concepción, “habíamos avanzado en los elementos técnicos de G Suite de Google, -que es mucho más que Classroom- desde hace ya varios meses, debido a que en abril iniciábamos un plan de trabajo en dos de nuestros colegios, que hemos llamado “transformación digital”. Buscamos desarrollar en nuestros docentes, habilidades que les permitiesen el uso de la tecnología como medio para desarrollar más y mejores aprendizajes en nuestros estudiantes, acercarles y mostrarle todo el potencial que la tecnología tiene en la educación y en su formación”.

La situación que enfrentamos como planeta por la Pandemia del COVID – 19, prosigue Rocha, “nos llevó a adelantar el proceso y aplicarlo en todos los colegios. Ha sido algo delicado y complejo porque tiene muchos componentes, las habilidades y competencias en el uso de recursos informáticos son muy dispares. En dos días se crearon las cuentas de correo para cada uno de nuestros poco más de nueve mil estudiantes a fin de tener acceso a un espacio digital privado y comenzar junto a cada uno de nuestros equipos directivos la creación del aula virtual para cada asignatura, permitiendo así que cada docente continúe el acompañamiento y trabajo con sus estudiantes”.

“Las dificultades forman parte de este enorme desafío. Lo técnico se soluciona, se programa, se ejecuta y se resuelve. Pero con las personas, gracias a Dios, ello no es posible. No somos programables, tenemos lenguajes diversos, lo que ocurre a nuestro alrededor nos afecta y todos estamos afectados por lo que vivimos y en este contexto llevar la sala de clases al hogar no es sencillo, es un nuevo paradigma y debemos aprender juntos a buscar vías que nos permitan sortear el desafío. Las personas sentimos, amamos, nos preocupamos, proyectamos, reímos y lloramos y con todo ello profesores, estudiantes y familias, hemos ido avanzando hacia un uso de la tecnología como medio que nos permite continuar con aquellos elementos esenciales del currículum y también generar un espacio que nos ayude a expresar lo que estamos viviendo: no debemos educar tan solo la razón, también el corazón”.

En la implementación de Aprendo Conectado hay un desafío aun mayor que apremia, indica el profesor Hipólito Rocha: “llegar a todos aquellos estudiantes que tienen dificultades de conexión, especialmente a quienes viven en zonas alejadas. Estamos una constante búsqueda de las formas para poder hacerlo. Hemos dado pasos, pero aún nos queda mucho más por hacer y la creatividad de nuestros profesores es la mejor herramienta para enfrentar el desafío”.

Comunicaciones, Colegios del Arzobispado de la Santísima Concepción